viernes, 9 de octubre de 2009

Escala de coma de Glasgow.


La Escala de Coma de Glasgow (Glasgow Coma Scale, GCS) es una escala neurológica diseñada para evaluar el nivel de conciencia de los pacientes. Esta escala valora tres parámetros: apertura ocular, respuesta motora y respuesta verbal.


Se divide en tres grupos puntuables de manera independiente que evalúan la apertura de ocular sobre 4 puntos, la respuesta verbal sobre 5 y la respuesta motora sobre 6, siendo la puntuación máxima y normal 15 y la mínima 3.

La escala es la siguiente:


Apertura ocular (O)

  • Espontánea: 4
  • Al estímulo verbal (al pedírselo): 3
  • Al recibir un estímulo doloroso: 2
  • No responde: 1

Respuesta verbal (V)

  • Orientado: 5
  • Confuso: 4
  • Palabras inapropiadas: 3
  • Sonidos incomprensibles: 2
  • No responde: 1

Respuesta motora (M)

  • Cumple órdenes expresadas por voz: 6
  • Localiza el estímulo doloroso: 5
  • Retira ante el estímulo doloroso: 4
  • Respuesta en flexión (postura de decorticación): 3
  • Respuesta en extensión (postura de descerebración): 2
  • No responde: 1


Quizás, la limitación más importante al evaluar a un paciente con esta escala es la incapacidad para obtener datos completos y precisos de forma universal, especialmente, en el contexto de pacientes intubados, sedados, afásicos o con traumatismo facial. Además, hay numerosos factores de confusión que pueden afectar a la fiabilidad y validez del Glasgow. Por ejemplo, la respuesta verbal puede estar limitada por la presencia de pérdida de audición, trastornos psiquiátricos, demencia o lesiones en boca y garganta (traqueotomía). La respuesta motora es vulnerable a la presencia de factores como lesiones de la médula espinal o de nervio periférico o la inmovilización de los miembros por fracturas. Del mismo modo, la apertura ocular puede resultar imposible por la presencia de edema palpebral.


El manejo, cada vez más precoz y agresivo, del politraumatizado ha conducido a un incremento en el número de pacientes que llegan a los servicios de urgencias intubados y sedados, dificultando la valoración de la respuesta verbal. Para estos casos, se han desarrollado una serie de estrategias que intentan explicar cuál es la limitación en la recogida de datos. Éstas incluyen pseudo-escalas (0 o 1 son asignados a cualquier rasgo no valorable), registro de cualidades ( T para intubados)


Al reportar el valor que presenta un paciente en esta escala, es de suma importancia mencionar no solo el total, sino también la calificación particular obtenida para cada aspecto evaluado y si el paciente tiene alguna condición que dificulte la valoración de la escala.


Ver también: Escala de Glasgow pediátrica.

Para indagar mas en el tema:

Bibliografía:


1. E. Bermejo Pareja, J. Díaz Guzmán, J. Porta – Etessam. Cién escalas de interés en Neurología. Prous Science,2001.

2. Belinda J Gabbe, Peter A Cameron, Caroline F Finche. The status of the Gasgow Coma Scale. Emergency Medicine 2003; 15: 353-360.

3. Lynne Moore, André Lavoie, Stéphanie Camden. Stadistical Validation of the Glasgow Coma Score. J Trauma 2006;60:1238-1244.

4. Kameshwar Prasad. The Glasgow Coma Scale: A Critical Appraisal of Its Clinimetric Properties. J. Clin. Epidemiol. Vol. 49, Nº 7, pp. 755-763, 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada